25 junio 2016

El precio de la ternura.

... toda la condenada corriente de la vida que fluye a través de ti, a través de ella, a través de todos los tipos que te precedieron y los que te seguirán, las flores y los pájaros y el sol que fluye a raudales y la fragancia de todo aquello que te asfixia, te aniquila.
HENRY MILLER

Puedo resistir el dolor, aplacar la ira, avivar la desgana. Puedo contener la lengua, agachar la cabeza, templar el orgullo. Pero sólo pagando el precio de la ternura una mano en mi mano, un beso en mi frente, una presencia que se afirma. Pero sólo honrando el altar de una dulzura innegociable.
*
(y aun sabiendo que la razón me respalda y que nada podría sostenerse jamás sin la calidez que reclamo)
(ni la hipótesis de un futuro ni los cimientos de un hogar)
(me duele no encontrarte aquí, entre mis lunares, que son, decías, escalera a un firmamento punteado)
*
Tantos años aprendiendo a averiguar qué me corresponde. A pedir lo que me corresponde. Tantos años y todavía el desierto en mi garganta.

No hay comentarios :