25 abril 2016

Lo que no se nombra nunca ha existido.

William Blake
Lo que no se nombra nunca ha existido. Por eso no nombro el dolor. Por eso no lo nombro, y si lo nombro es la aguja del pajar. Ya veré. Ya hablaremos. Cambiemos de tema. Tú apenas si eres consciente de lo que yace entre estos muros. Cómo podrías saberlo si eres incapaz de derribarlos o tal vez sea yo misma quien frustre su demolicion.
*
Lo que no se nombra nunca ha existido. Por eso en tu presencia sólo nombro el deseo y la tentativa. La mentira de estar siendo una mínima parte de mí. La parte que no abruma. La parte que no distancia. La parte de mí que pasa por la vida sin desplomarse.
*
Lo que no se nombra nunca ha existido pero existirá. Al final del día, cuando no haya nadie mirando. Cuando apenas si quede algo de consciencia en los ojos del mundo. Lo que no habrá existido hasta entonces despertará. Y cuando recuerde que nadie salva será la hora de marcharme.

6 comentarios :

  1. oh por favor, me duele acá justo en el centro izquierdo
    es así: Lo que no se nombra nunca ha existido
    y llegó la hora de marcharme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa hora que tememos pero siempre llega...

      (gracias)

      Eliminar
  2. Me encanta leerte.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Este texto podría haberlo escrito yo. Con otras palabras, pero los mismos muros y la misma inexistencia de lo no nombrado.
    Duele un poco reconocerse en estas frases y, al mismo tiempo, reconforta porque me siento menos sola.

    (sonrisa de elefante)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y, después de todo, ¿para qué leemos si no para reconocernos?
      Besos, María :)

      Eliminar