30 noviembre 2015

Quiero decirte: nos quebramos.

Quiero decirte: nos quebramos pero pronto nos encontrarán durmiendo entre la nevada, cobijados por la piel del otro que aún es torre en el asedio.
Quiero decirte: nos quebramos pero vamos a esperar hasta que se apague el otoño y todas sus fogatas, incluso ésta que me reduce a astillas carbonizadas sin que pueda amedrentarla con tu pérdida futurible.
Quiero decirte: nos quebramos pero sobreviviremos, sí, al igual que sobrevivimos al verano y a la Voz; al igual que sobreviviremos a París, al primer despido, al final de la luna de miel quiero decirte: esas cosas tendrán lugar, te lo juro, serán hechos, pero mi lengua ya está seca antes de hablar.
Quiero decirte tantas cosas que no abandonan mi pecho, cosas que suturen tu mirada rota y mi culpa desgarrada culpa que acosa, culpa que ya es otra alforja más del viaje. 
Pero lo único que digo, ya cerrada la puerta, es: no sé.  

No hay comentarios :