05 febrero 2015

Lo que no he olvidado no puede morir jamás.

Larry Clark
Porque tan pronto como des cabida a la musa voluptuosa, sea épica, sea lírica, el placer y el dolor reinarán.
Platón

La piel desnuda: no he olvidado la piel. La palabra serena: no he llegado a escucharla. Repítemelo, te digo, y lo repites. La hormiga en mi vientre: aquí regresa. El sexo y el cielo: me rindo ante él. El cielo y su aroma: saben cómo atraparme. La llamada antigua: he empezado a sentirla. El placer sabio: quién lo hubiera esperado de esa piel, de esa palabra. Hemos sido inventados para la sorpresa, repítemelo, te digo, y repites: hemos sido inventados para el azar. El azar y sus manos amplias. El azar y su intención poderosa. El azar preciso: me hace estremecer. ¿Cuál será el siguiente paso? El avance. La retirada. El dolor conocido: no he olvidado el dolor. La voluntad: ya está perdida. Deberé confiarme a tu compás. Tú y yo quizá: perecederos. Este instante aquí y ahora: inmortal.
(play)

1 comentario :

  1. Nunca había pensado en lo bonita que suena la palabra 'piel'.
    Sobre lo de ser inmortales... nunca me ha gustado, manías.

    ResponderEliminar