16 noviembre 2014

Sé que debo cuidarme de no devolverle la mirada

París, Texas (1984)
Sus ojos son tan serenos
que uno podría perderse eternamente en ellos.
Sé que debo cuidarme
de no devolverle la mirada.
Anna Ajmátova

El ocio, en otro tiempo, perdió a reyes
y ciudades felices.
Catulo

Sé que comprenderías muchos de mis rincones ocultos. Muchos de los que han sido invisibles y extraños para casi todos. Por eso es importante que te des la vuelta y te marches. De lo contrario empezaré a buscarte. A extrañarte. A invocarte. Y no es eso lo que quieres. Y no es eso lo que necesito.
/
Si sólo intuyeras mi fragilidad saldrías disparado en dirección opuesta. Si sólo intuyeras el alcance y el poder del magnetismo me negarías la palabra, y el abrazo, y el calor, y las puertas entreabiertas, y la cercanía, y la picardía, y la remota, remotísima, posibilidad de un baile.
/
Apuesto a que ya lo intuyes. Apuesto a que estás muy lejos.
Apuesto a que, en realidad, le estoy hablando a un espejo vacío.

No hay comentarios :