22 noviembre 2014

Hubo un tiempo en que fui pura

Alexa Macfarlane
¿Puedes realmente preguntar qué razón llevó a Pitágoras a abstenerse de la carne? Por mi parte yo me pregunto qué accidente y en qué estado de alma y mente estaba el primer hombre que lo hizo, tocó su boca con un cuchillo y trajo a sus labios la carne de una criatura muerta, aquel que llenó la mesa de muerte con cuerpos rancios y se atrevió a llamar comida y sustento a las que habían antes llorado, rugido, movido y vivido. ¿Cómo pudieron sus ojos soportar la masacre de gargantas cortadas y cueros desollados? ¿Cómo pudo su nariz soportar el hedor? 
Plutarco

Hubo un tiempo en que fui pura. Hubo un tiempo en que mis huesos estuvieron hechos de avena. Hubo un tiempo en que mis órganos estuvieron hechos de soja. Hubo un tiempo en que mi piel fue la piel de la fruta tibia. Fui mala esposa, y mala amiga, y mala hija, pero aquellos fueron mis únicos crímenes. Mis manos jamás se cirnieron entonces sobre un animal. Y ahora acaricio al gato y pienso: echo de menos la pureza. Papá se ríe. Mamá se enfada. Hermi pone los ojos en blanco. Ellos conviven con una bestia pero no entienden mi pudor. Mi vergüenza al oler y ansiar el cadáver en mi plato. El día que vuelva a irme de casa dejaré de ser asesina, juro. Volveré a cultivar el huerto. Volveré a ser inmaculada. La única sangre en mi despensa volverá a ser la de la amapola.

6 comentarios :

  1. Excusas Tienes libre albedrío para hacer lo que quieras

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De hecho no me estaba justificando por nada. Este texto es un pensamiento puntual, como mucho de lo que publico aquí; no la declaración de mi postura respecto a esto o lo otro.

      ¡Un saludo!

      Eliminar
  2. Precioso. Sencillamente, precioso.

    ResponderEliminar