14 septiembre 2014

Barcelona: fin del viaje

El viaje de Koré ha llegado a su fin. El viaje de Koré es un libro, mi primer libro. ¿Quién iba a decir que mi primer libro sería de poemas, yo que renegaba de la poesía, yo que sólo quería, -que sólo quiero- ser alguien que cuente historias, que sepa ver mucho más allá de sí misma? ¿Lo seré alguna vez? ¿Podré renunciar al egoísmo? La novela a medio escribir que guardo en el cajón tiene mil motivos para contestar que es imposible. Que no puedo renunciar ya a esta tendencia que he adquirido en estos años: recluirme y regresar a la entraña, a mi propia entraña, y nunca salir.
Pero El viaje de Koré no es sólo un libro, es una etapa. Una etapa que este verano ha acabado de cicatrizar. Una etapa que empezó en Madrid. En la que aprendí a amar a mi familia, a temer mi mente y a habituarme al aislamiento. A reconocer la ignorancia y la fragilidad que me componen. A ver la vida desde un ángulo que nunca pensé en considerar.
Fue un hombre al que amé quien me comparó con una diosa griega, quien me dijo: Tú eres Koré, la joven que descendió al inframundo y se convirtió en Perséfone, la diosa sabia, la diosa temida y por fin mujer. No creo ser sabia, ni mucho menos temida. Apenas empiezo a avistar rasgos de mujer adulta en mi interior. Pero incluso después del infierno, no renuncio a la ingenuidad y la alegría de la doncella, pues es lo que me ha salvado. 
Yo soy Koré y mi viaje entre los fantasmas termina en mar.

8 comentarios :

  1. Barcelona tiene un encanto y una magia que a muchos nos tiene hechizados. Me encanta tu manera de relatar tan cercana y profunda, como transmites lo que ha significado esta etapa para ti y el cierre de ella en tan pocas frases y como pareces transmitir tanto.
    Un abrazo, Annie.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y fíjate que la primera vez que la visité no me gustó mucho, pero ahora que he regresado me parece entender el porqué de su magia.
      Un abrazo :)

      Eliminar
  2. Me ha enamorado tu entrada, me han enamorado tus palabras y me ha enamorado el mensaje que transmites con ellas. Quién pudiera leer ese viaje de Koré, tu viaje, tus versos.

    Un besazo enorme y felicidades por ese vástago.

    ResponderEliminar
  3. Enhorabuena Koré ;)

    Nada más bonito hay, que acabar en el mar.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Donde empieza y acaba todo.
      ¡Un beso!

      Eliminar
  4. Barcelona es. No hay palabras para definirlo. Yo estuve allí este verano, sólo un par de días (por desgracia), pero creo que comparto el sentimiento de que este verano ha sido diferente, muy diferente al resto. Para mí ha supuesto el inicio de un algo nuevo.

    Ay, Koré, ya sabes que leerte es un placer. Para mí eres musa y, sea prosa o verso, sé que eres capaz de transmitir todo tu ser con las palabras.

    ¡Un superabrazo!

    PD: tengo que volver a Barcelona :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que ese inicio de algo nuevo sea, además, de algo bueno, y pronto tenga noticias maravillosas sobre ti.

      Un abrazo gigante Mont :)

      Eliminar
  5. Barcelona tiene magia, últimamente no hago nada más que verla por todas partes, en la televisión, fotografías, esta entrada, amigos que viajan. No sé si tomármelo como una señal.
    Por cierto, enhorabuena por tu poemario, sería maravilloso poder leerlo.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar