23 junio 2014

Eternidad o instante

Caro diario (1993)
Quizá caigan los muros del Coliseo
y mi cuerpo trascienda los eones;
quizá la inversión no sea menos frágil
que la apuesta más temeraria.
¿Cuál es la realidad del instante?
¿Cuál aquella de la eternidad?

Me han ofrecido Roma en bandeja, me han ofrecido un verano imperial y aquí estoy, haciendo listas, haciendo maletas, fraguando esfuerzos. y me repito que podré, que llevo la fuerza bajo la axila, que no estaré sola esta vez; y me repito que en septiembre volveré a ser dorada, alguien capaz de pisar sobre Egipto y Mesopotamia. Porque Roma no es sólo Roma sino mi cuna y mi destino. Porque Roma no es sólo Roma sino mi extraño reverso -la pared desconchada, el mármol incólume contra las eras-. Porque pertenezco a la grieta y no al cimiento. Al recuerdo en vez de al porvenir. En ella habito y en ella sufro. Y sólo en ella sabré morir. 
(play)

5 comentarios :

  1. La ciudad eterna en un párrafo. Bello como siempre, Annie :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi ciudad eterna... y pensar que este verano probablemente regrese allí, ay.
      Gracias, linda :)

      Eliminar
  2. Que bonito explicas el sentimiento de pertener a un lugar.

    (sonrisa de elefante)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo lo que sea Roma es bonito, lo contrario es imposible!

      Eliminar
  3. Jo! Voy en octubre, y leyendo esto me han dado ganas de llevarte conmigo y de no volver sin haberla pisado aún :)

    ResponderEliminar