06 febrero 2014

Somos polvo de estrellas, somos dorados y tenemos que volver al Edén.

Llevo días corrigiendo un poemario que no tenía planeado escribir. La poesía no se escoge, se escupe. La encuentras por casualidad, vaciando cajones y ordenando el cuarto. Reunirla, moldearla, pulirla, no es un proyecto; es una consecuencia. Cuando me preguntan qué haré con ella no sé bien qué contestar. ¿Qué haré con mis palabras? No quiero ser poeta. Mi intención, más bien sueño, es ser escritora, en toda la amplitud del término. No quiero ser presa del verso y la anarquía que lo alimenta. Pero quizá sea precipitado hablar de poemario. Quizá haya que pensar en amalgama. En páginas y páginas que hablan de ideas que se desploman, de Woodstock, de las flores que han perdido su pureza; de las máquinas y las mujeres, los paraísos perdidos, los dioses ausentes.
Llevo días esperando el domingo. Por fin tendré veintidós años. El año veintiuno pronto dirá adiós y lo hará de la misma forma en la que llegó: en la cama. Una cama distinta, más pequeña, y sin huésped, pero igualmente carcelera. Termina como empezó: escuchando a Joni Mitchell, a Lana del Rey y a Amy Winehouse; devorando a Susan Sontag, Anne Sexton o Lizzy Wurtzel. ¿Leo sobre Enfermedad porque estoy enferma / o estoy enferma porque leo sobre Enfermedad? Y pensar que no he hallado la respuesta todavía. Y pensar que todo esto que ya daba por resuelto no ha hecho más que originarse. Pero qué hacer si el caldo de cultivo es una misma, y la única cura posible es un tiempo que se me escapa.  

3 comentarios :

  1. Los poemas o se escupen o se enquistan. ¿Y qué puede haber peor que eso?
    A mí la cama me parece un buen lugar para darle la bienvenida a la nueva edad. Al menos, es confortable (a pesar de carcelaria).

    (sonrisa de elefante)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo últimamente nada deseo más que poder librarme de esa maraña de sábanas, pero no es tan fácil me temo. Suerte que las palabras no entienden de posturas.
      Un beso, Mery :)

      Eliminar
  2. Acabo de encontrar esto ahora. Feliz cumpleaños (con retraso) y que ese poemario siga creciendo y cogiendo forma.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar