01 diciembre 2013

Irse de casa y volver a casa significa forcejear

Irse de casa y volver a casa significa crecer, me lo han dicho siempre. Significa dejar de resplandecer, renunciar a lo que me conforma, ofrecérselo a una causa mayor. El cambio, el ascenso, el avance. La madurez, el desencanto, el olvido. Lo sé desde el primer adiós, inesperadamente hiriente. Desde el primer llanto reprimido junto a un hombre rubio y alegre –pero verá, mi madre está ahí fuera, la dejo atrás con este viaje, con este viaje que he ansiado e imaginado durante años, y que ahora sin embargo pierde también su resplandor–. Lo sé desde el primer cuarto que cerró sus puertas dejándome a solas. Los muebles nuevos, las paredes vacías esperando a ser enterradas, cubiertas por una vida hecha pedazos de papel fotográfico. Lo sé desde aquella primera pregunta: y ahora, ¿qué?; y ahora, ¿cómo?
Irse de casa y volver a casa significa forcejear. Desdoblarse en dos cuerpos, oscilar entre polos, debatirse entre dos almas. Significa, respectivamente, entregarse y rendirse; por eso aquí estoy. Sin haber partido ni retrocedido. En la franja de los cobardes. Aquí moran quienes no claudican pero tampoco se dan por entero. Quienes carecen de hogar o de alas con las que salir volando. 

6 comentarios :

  1. Precioso texto y más hermosa reflexión. Por cierto, me gustan mucho los cambios que le diste a la plantilla del blog.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegra que te gusten! Quería darle mejor aspecto.
      Un beso, bella.

      Eliminar
  2. No tener razón para quedarse, es la mejor razon para irse. Es lo que siempre me digo a mí misma. Aún sigo aquí. Sin razón aparente.

    Precioso texto y precioso blog. Echaba de menos pasearme por aquí :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya somos dos que seguimos aquí aunque las razones indiquen lo contrario. Quién sabe. Quizá pronto eso cambie.
      Muchísimas gracias por pasarte y leer :) Un beso enorme, Mont.

      Eliminar
  3. ¿Me ha parecido leer que seguirás aquí, en casa, entre las mentiras de año nuevo? "All is always now", no sé ni por qué pregunto. ¿Lo leeremos? Me uno a M.: es una suerte encontrarte.

    Un abrazo,
    Víctor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, me quedo aquí. Aunque llevo demasiado tiempo quedándome. Aunque 'no reason to stay is a good reason to go', dicen.

      Un beso,
      Annie

      Eliminar